As.com

OPINIÓN

Villarato S.L.

Villar nos estaba robando el fútbol. No sólo dinero, sino algo más íntimo. Hacia trampas en el único lugar donde todavía pensábamos nadie se atrevería; nuestra pasión de cada domingo.